Pachacámac: Militar asesinó a cuchilladas a su expareja y a su madre

Policía acusa a licenciado del Ejército, expareja de la joven, con quien tenía una bebita. La atacó porque ella no quería regresar con él.

Con puñal de ‘Rambo’ mata mamá e hija.

Más sobre:

Asesinatos en Lima

Por: M. Rochabrum

Utilizando un filudo puñal de uso militar, un licenciado del Ejército destrozó los cuerpos de su expareja, una joven de 18 años, y el de la madre de ella, a quienes fue a buscar a su casa, en el sector de Los Huertos de Manchay, distrito de Pachacámac.

La policía acusó a Miguel Edison Aranda Palma (23) del asesinato de Kimberlyn Alarcón Cáceres (18), con quien tiene una niña de 6 meses, y su exsuegra Elizabeth Jesús Cáceres Salazar (40).

“Los testigos señalan que a las 7 de la noche del domingo observaron al sospechoso, junto a unos amigos, bebiendo licor cerca a la casa de las víctimas en la calle Los Gorriones Mz. Q, lote 8, de la asociación de vivienda La Unión”, explicó un detective.

DESTROZADAS

Agregó que según las pesquisas, Elizabeth Cáceres salió de su vivienda a comprar en una tienda y dejó sola a su hija con su nieta y su hijo de 3 años. “Esto aprovechó el asesino para visitar a su expareja, quien lo hizo entrar para que vea a su hijita. Pero una vez en la sala, Miguel Aranda sacó el puñal (del modelo tipo ‘Rambo’) y se lo clavó 20 veces en todo el cuerpo, hasta que finalmente la degolló. La otra mujer llegó en ese momento, y le asestó 30 veces el arma. El agresor huyó dejándolas agonizando”, explicó el perito.

Fue una vecina quien indicó que una de las heridas salió ensangrentada a pedir ayuda y las trasladaron a la posta médica, donde confirmaron el deceso de ambas. “Las mataron delante de los dos niños que se quedaron con sus tías. Las han destrozado a cuchillazos a mi hija y mi nietecita. Ha sido ese maldito, porque ella no quería regresar con él, ya que es muy violento y la golpeaba”, dijo Uldarico Cáceres Cangana (79), padre y abuelo de las víctimas.

La policía inició la búsqueda del acusado, a quien no encontraron en su vivienda, ubicada a una cuadra del lugar del doble asesinato.

ERA CELOSO Y ELLA LO DEJÓ PORQUE LA GOLPEABA

Kimberlyn inició su relación sentimental con Miguel Aranda cuando tenía 16 años y vivieron juntos solo un año, ya que ella se fue de su casa porque él la golpeaba por sus celos enfermizos.

“Mi tía lo denunció varias veces por agresión en la comisaría de Manchay. Hace año y medio la atacó a ella, a sus padres y a su hermano mayor le destrozó la mandíbula a golpes”, indicó su prima.

Agregó que sus papás llevaron a Kimberlyn a Pisco junto con la bebé, que él no quería firmar. Pero ella regresó hace unos días.