Viernes 22 de febrero del 2019 |

Síguenos:

Viernes 02 de noviembre del 2012 | 06:35

Pedófilo en la BBC

El Búho muestra su indignación por el caso de Jimmy Savile.

Este Búho fue un niño altamente televisivo. Recuerdo la primera vez que, a los siete años, pisé un set de TV. Nos llevaron a jugar un partido de fulbito, cuando aún estaba en primaria, con unas señoras gordas que te empujaban y fauleaban. Era para el programa “Domingo gigante”, que conducía Ernesto Vílchez Vera. Sí, el mismo que se metió a la entonces Casa Matusita, que aseguraban que estaba embrujada, y dicen que salió directo al manicomio.

En ese tiempo no había ni Betamax ni VHS y nunca pude ver mi actuación donde metí un golcito, porque el programa era en vivo. Después también asistí a ver el show infantil del entrañable Tío Johnny Salim, quien salía con su traje a rayas y nos transportaba a un mundo mágico. ¡¡Señora vaca, salga del camino!! Y tomaba su delicioso vaso con leche. Pasaban los mejores dibujos animados y el “Tío”“ tenía a sus niños preferidos como “Momón”, el peladito y la negrita “Coti”. El animador era muy cariñoso con los niños, pero los militares en el gobierno le bajaron el pulgar, porque una vez salió a concursar un niño bien gordito y le dijo en son de broma: “Por qué estás tan gordito, seguro eres hijo de militar”. Por eso lo sacaron.

También asistimos a Santa Beatriz, al local de América TV, para ver a Yola, donde comentaba de fútbol el “Burbujito” Alberto Beingolea. Hablo de esos queridos animadores, que nunca se vieron envueltos en escándalos de abuso infantil, como el que ha sacudido a toda Inglaterra, donde está involucrado el desaparecido animador Jimmy Savile. Se denunció que, durante más de 20 años, se dedicaba a abusar sexualmente de las niñas que llegaban a concursar en su programa. Esto ha causado conmoción. Pequeñas de ayer, señoras de hoy, han roto su silencio y revelaron escabrosas y traumáticas experiencias con este depravado que, en las pantallas, se mostraba como un señor bondadoso.

Muchas madres dejaban solas a sus hijas con este “monstruo”, según él, para hacer el casting con las niñas a las que levantaba la falda y abusaba de ellas con la promesa de hacerlas ganar. Pero lo peor de todo es que su casa televisora, la BBC, lo encubrió. Cuando ese vergonzoso hecho se descubrió, la poderosa BBC se negó a publicar un informe de un periodista independiente, que constaba de videos donde las afectadas denunciaban los hechos y hasta con una cámara oculta se veía al degenerado dando rienda suelta a sus retorcidos instintos con una menor obligándola a tener sexo oral.

El “Tío Jimmy” murió hace un año. Pero recién se sabe que la televisora fue cómplice de estos lamentables hechos. Por eso, los directivos de la BBC tuvieron que ir con el rabo entre las piernas a una comisión del Congreso. Allí, el director general de la compañía, George Entwistle, aceptó que el “Caso Savile” era conocido por los altos ejecutivos de la corporación, aunque ustedes no lo crean.

Esto no solo es noticia por la barbarie cometida por un enfermo que se aprovechaba de su poder y su cargo en un programa infantil, lo lamentable es que su medio de comunicación le hizo una vergonzosa “tapadita”. Se sabe que solo entrevistaron 10 segundos a un periodista que investigaba el caso. Imagínense al Tío Johnny Salim metido en semejante escándalo. Era todo un caballero. Nada que ver con Jimmy Savile. El propio mandamás de la BBC, quien desnudó un cinismo increíble, dijo que ellos sabían de sus andanzas, porque Scotland Yard (policía inglesa) le dijo que Savile habría violado a 200 niños y niñas durante los años que trabajó en la televisión. Algo realmente terrible y nauseabundo. Apago el televisor.