Jueves 17 de enero del 2019 |

Síguenos:

Jueves 12 de abril del 2012 | 08:10

El peligroso 'Crack'

El fotógrafo Gary sostiene que hay que cuidar a nuestros hijos de las drogas.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante en busca de un sabroso adobo de chancho al estilo arequipeño con arroz graneadito y ajicito molido. “María, no entiendo cómo una mujer tan bella como la modelo venezolana Carolina Visser (32) haya caído tan bajo. Ella fue detenida junto a otras personas de dudosa reputación en un departamento de Miraflores, que es de propiedad del acusado de narcotráfico, el apodado ‘Tío Charlie’. Esta vivienda no solo se había convertido en un laboratorio de ‘Crack’, sino también en un fumadero y un lugar donde se hacían orgías.

Esta guapa muchacha, dueña de unos ojos realmente impactantes, no supo aprovechar las oportunidades que le dio el mundillo fashion peruano y decidió irse por el camino de la perdición, donde el maldito vicio la jaló y la consumió, ya que se le ve puro hueso y pellejo en las fotos publicadas.

Los agentes policiales que ven este caso han encontrado las agendas de esta joven y en ella hay nombres de conocidos personajes de la farándula y empresarios. Ahora, les tocará a los investigadores determinar si algunos ‘famosos’ pasaron por la llamada ‘Casa de las drogas y el sexo’.

Pero, ¿qué es el ‘Crack’? Es una droga sintética, que se obtiene cuando se calienta al máximo clorhidrato de cocaína y bicarbonato de sodio o amoníaco. Una vez que la prueban causa euforia, ansiedad, miedo, depresión, dolor de cabeza y palpitaciones, entre otros. Un consumidor de este estupefaciente, a largo plazo, padecerá irritabilidad, insomnio, hipertensión arterial, paranoia e infecciones
pulmonares. En pocas palabras, te vuelve débil, de mal humor, torpe y achacoso.

Un ejemplo de este desperdicio de vida lo tenemos en Whitney Houston. La gran cantante norteamericana jamás pudo superar su adicción y murió hundida en el vicio. Recuerdo esas imágenes de ella en vida, cuando su casa era un verdadero muladar y había hecho agujeros en ella para ver si la estaban ‘controlando’. Una pena, pero ya está descansando en paz. Otro personaje que tocó fondo con el ‘Crack’ fue el periodista peruano radicado en Estados Unidos, Guillermo Descalzi. Él estuvo en lo más alto de su carrera, pero el vicio lo llevó a dormir al lado de la basura. Años más tarde logró recuperarse.

Hay otras drogas que también conducen a la muerte. Tenemos la ‘cocaína’ (que se aspira por la nariz), la ‘marihuana’ (que se fuma), la Pasta Básica de Cocaína (que se fuma y es la más adictiva) y el ‘Éxtasis’ (pastilla que ingieren mayormente jóvenes en discotecas y causa alucinaciones). Solo hay una verdad, los adictos acaban en el hospital, la cárcel o el cementerio”. Pucha, qué miedo, hay que cuidar a nuestros hijos. Me voy, asustada. Cuídense.