Domingo 21 de abril del 2019 |

Síguenos:

Lunes 23 de abril del 2012 | 08:35

Horacio Calcaterra: El guardián del zoológico

El delantereo “crema” está muy agradecido con el Perú. “La gente es muy amable”, dijo.

Por: José “Huachano” Lara

Estar junto a un tigre, es como cumplir una fantasía. Cerca a las fieras, él se mueve como si estuviera en el área rival. Horacio Calcaterra es todo un “Guardián del zoológico”. Como el personaje de la película, el argentino parece conversar con los animales y comparte el entusiasmo con su familia. “Mis días libres son para mi hija Sofía y mi esposa Evelyn, a ellas les encanta venir a lugares como estos. Me parece un vacilón estar vestido de esta manera. Yo tengo respeto a todos los animales, pero estos tigres son cosa seria. Nunca había estado tan cerca de los felinos, hasta les he dado de comer. Ellos te meten una mirada que da miedo. Ha sido un momento inolvidable, emocionante…”.

Cuando vio a “Kina”, un “canguro bebé” que se llama así en honor a nuestra campeona, “Calca” no pudo contenerse. Lo cargó entre sus brazos, lo meció y estuvo a punto de adoptarlo. “Nunca había tenido un canguro tan pequeño en mis manos. Dar de comer a la jirafa fue muy divertido. Ver bailar al avestruz, me animó a hacer los mismos movimientos. Si tuviera la posibilidad de convertirme en un animal, sin duda sería un león. Es el rey de la selva y también se la lleva fácil, ja, ja, ja. Es que come y duerme, y solo cuida su territorio. La leona se encarga de cazar y buscar la comida…”.

En ese momento, el volante recordó una fecha especial: 27 de diciembre del 2010. “Ese día nació mi beba. Cuatro días después, recibí una llamada del entrenador Hernán Lisi, que me había tenido en Rosario Central, y me hizo una oferta para venir a jugar al Unión Comercio. Jugar en Rioja fue una experiencia linda e inolvidable. Allá pude probar por única vez el cuy, que me gustó. Gocé de las lluvias y también me dio el dengue que me impidió jugar los dos últimos duelos con mi ex equipo. Gracias a ese club, se dio la posibilidad de poder venir a Universitario”.

Horacio vive un momento de ensueño con la crema, pero su vida no siempre fue color de rosa. “Soy de Correa (Santa Fe) y, desde los 11 años, estuve en las menores de Rosario Central, de los cuales cinco viví en el club. Allí me cruzaba con experimentados como el “Kily” González y Lucho Figueroa…”.

“Cuando mi esposa salió embarazada tuve que “buscármelas” para tener dinero. En ese momento, me puse a hacer taxi. Fue un recurso que me dio resultados. Sofía es producto del amor. Con mi señora nos conocimos en un boliche, bailando cumbia con el grupo “Los Palmeras”. Fue un flechazo a primera vista”.

El “Guardián del zoológico” se siente maravillado en nuestro país. Ha descubierto nuevas pasiones. Los hinchas lo reconocen, los animales lo aman. “Calca” se siente como un actor. “Estoy muy agradecido con el Perú, por la posibilidad que me está dando y me encanta su comida, como el cebiche, el lomo saltado, el arroz con pollo. En Rioja me ofrecieron comer hormigas, pero no acepté. Acá, la gente es muy amable. Allá también fuimos a un zoológico pequeño, donde había varios tipos de animales. Me agrada estar aquí...”.