Jueves 21 de marzo del 2019 |

Síguenos:

Jueves 03 de abril del 2008 | 09:00

'Chino' ordenó "guerra de baja intensidad" ejecutada por Colina

a "guerra baja de intensidad", estrategia clandestina en la lucha antisubversiva, fue dispuesta por el ex presidente Alberto Fujimori. Así lo afirmó el periodista Umberto Jara, durante la audiencia del miércoles en el marco del proceso seguido al ex mandatario por violación a los derechos humanos.



Durante el interrogatorio de la mañana, el hombre de prensa refirió que en sus conversaciones con el líder del destacamento Colina, mayor (r) Santiago Martin Rivas, este le explicó que en el contexto que vivía el país al inicio de la gestión de Fujimori (año 1990), era necesario implementar esta guerra clandestina para vencer a los subversivos.



En esos años, según Martin Rivas, "se había perdido la iniciativa antisubversiva y el principio de autoridad, como sucedía, por ejemplo, en las universidades y penales". Por lo tanto, era necesario "reorientar el trabajo de Inteligencia", lo cual constituye un factor fundamental en la guerra de baja intensidad.



El autor del libro "Ojo por ojo" refirió que en uno de los videos que mostrará como prueba, aparece Fujimori afirmando que la estrategia para luchar contra el terrorismo no sería inocua y debía mantenerse en silencio.



Asimismo, mostró a la Sala un manual antisubversivo, proporcionado por Martin Rivas, donde se indicaba que "en la ciudad deben existir destacamentos de inteligencia, para ello el Servicio Nacional de Inteligencia debía coordinar esta labor".



En otro pasaje del interrogatorio, Jara mostró documentos, en los que consta cómo altos mandos de las Fuerzas Armadas, durante el régimen fujimorista hicieron estudios en la "Escuela de las Américas", en la cual se impartió la doctrina para poner en marcha la guerra clandestina.



Pasaron por dicha escuela, Santiago Martin Rivas, Carlos Pichilingüe (número 2 de Colina), Fernando Enrique Rodríguez Zabalbeascoa, Juan Rivero Lazo, Nicolás Hermoza Ríos y Vladimiro Montesinos; entre otros militares.



Llegado el turno de César Nakazaki, abogado de Fujimori, este trató de poner en duda lo vertido en su libro "Ojo por ojo" (basado en sus conversaciones con Martin Rivas). Sin embargo, Jara, quien por momentos perdió la paciencia, defendió la tesis de su libro, es decir que las acciones del denominado grupo Colina tuvieron un respaldo político.



El interrogatorio al periodista continuará este viernes y según adelantó el propio Nakazaki será sobre temas más extensos.

Más en