Sábado 21 de julio del 2018 |

Síguenos:

Viernes 26 de junio del 2009 | 09:00

El Consejo de Guardianes de Irán dice que no hubo fraude electoral

jo de Guardianes, órgano encargado de validar los resultados de las cuestionadas elecciones en Irán el pasado viernes 12, anunció hoy que no halló indicios de fraude, como lo denunció la oposición.
"Podemos decir con total seguridad que no ha habido fraude en el escrutinio", afirmó el portavoz del Consejo, Abbas Ali Kadkhodai, quien las calificó de las "más limpias" celebradas en el país desde la Revolución Islámica de 1979.
Desde que se conociera la victoria del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, Irán es escenario de protestas y de una violenta represión que ha dejado al menos 20 muertos y centenares de detenidos.
Los tres candidatos derrotados presentaron un total de 646 quejas por distintas anomalías al Consejo de Guardianes y pidieron la repetición de los comicios.
PIDEN EJECUTAR A DISIDENTES. El clérigo radical Ahmad Khatami pidió este viernes la ejecución de los "agitadores", en la última señal de la determinación de las autoridades de erradicar a la oposición.
"Quiero que la justicia (...) castigue a los principales agitadores con firmeza y sin mostrar ninguna clemencia para dar a todo el mundo una lección", dijo a los fieles reunidos en la Universidad de Teherán.
La televisión estatal iraní informó ayer que ocho milicianos Basij murieron a manos de "agitadores" durante las protestas y que 20 personas habían fallecido en las marchas.
Los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Ocho, conocido como el G-8, se unieron en Italia para "deplorar" la violencia postelectoral e instaron a Irán a que resuelva la crisis pronto a través del diálogo democrático y medios pacíficos.
"La crisis debe ser resuelta pronto a través del diálogo democrático y medios pacíficos, sobre la base del respeto a la ley", dice el proyecto de comunicado de los ministros del G8. "Convocamos al Gobierno iraní a garantizar que la voluntad del pueblo iraní esté reflejada en el proceso electoral", agrega.
LA REPRESIÓN CONTINÚA. Las autoridades iraníes han utilizado una combinación de advertencias, arrestos y la amenaza de la acción policial para acabar con las manifestaciones callejeras que han colmado Teherán desde el sábado, y pequeñas concentraciones han sido dispersadas con gases lacrimógenos.
Unos 70 profesores fueron detenidos después de reunirse con líder opositor Mirhossein Mousavi y su director de campaña estaba entre los muchos arrestados. Los profesores fueron puestos en libertad el jueves.
El comunicado del Consejo de los Guardianes deja poco espacio para más desafíos legales y el líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, ha dejado claro su respaldo a Ahmadinejad.
"El Consejo de Guardianes ha casi terminado de revisar las quejas electorales de los candidatos derrotados (...) la revisión muestra que las elecciones fueron las más limpias desde la revolución (...) No hubo grandes infracciones en las elecciones", dijo Abasali Kadjodai, portavoz del Consejo.

Más en