Lunes 17 de junio del 2019 |

Síguenos:

Jueves 02 de julio del 2009 | 09:00

"La norma busca la igualdad para las minorías del país"

ladora Alda Lazo, autora del proyecto de ley sobre la igualdad religiosa que fue aprobado ayer en la Comisión de Constitución del Congreso, dijo hoy que esta iniciativa busca darle igualdad de oportunidades a quienes practican credos diferentes al católico.
La iniciativa, que quedó lista para ser debatida y votada en el Pleno del Parlamento, señala que la persona que impida el ejercicio de libertad religiosa será sancionada con una multa de 3 UIT y hasta con la destitución si es funcionario.
A partir de la promulgación de la norma, las entidades religiosas - previa inscripción en el Registro de Confesiones del Ministerio de Justicia - podrán, además, suscribir convenios de colaboración con el Estado, lo que les dará derecho a recibir subvenciones económicas y beneficios tributarios, tal como ocurre actualmente con la Iglesia Católica.
"Es importante que exista libertad e igualdad. Solo de este modo nos desarrollaremos como país sin ser discriminados, marginados y para que no haya más conflictos sociales. Las minorías merecemos un trato igualitario", señaló la legisladora de Restauración Nacional, principal impulsora del proyecto ley.
Lazo Ríos sostuvo que lo que se busca, entre otras cosas, es que en los colegios públicos los diferentes credos tengan oportunidad de ser instruidos de acuerdo a sus creencias en el curso de Religión. "Nuestros hijos tienen derecho a ser llevados a crecer en su credo. No nos oponemos al curso, pero tienen derecho a expresar sus creencias", añadió.
NO HAY PREBENDAS. En otro momento, la congresista descartó que la aprobación del proyecto de ley sea producto de una negociación con el oficialismo para que su bancada se abstenga de votar a favor de la censura del Gabinete Simon.
Ayer, el parlamentario Yohny Lescano reveló que se ofrecieron "determinados proyectos de ley" para evitar la censura del premier Yehude Simon y la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas. En tanto, Juan Carlos Eguren, de Unidad Nacional, dijo que son inevitables las suspicacias sobre el comportamiento de algunos parlamentarios de Unión por el Perú.

Más en