Sábado 21 de julio del 2018 |

Síguenos:

Sábado 20 de junio del 2009 | 09:00

El ayatolá Ali Khamenei pide un alto a los disturbios

umple una semana de las elecciones presidenciales celebradas en Irán, donde fue reelecto por una amplia mayoría Mahmud Ahmadinejad, aunque la ciudadanía haya puesto en duda la veracidad de los comicios y haya salido a las calles en violentas protestas que han cobrado la vida de siete civiles.
Por ello el ayatolá Ali Khamenei, líder supremo iraní, pidió, en una prédica en la Universidad de Teherán, que finalicen las protestas callejeras. "El resultado de la elección proviene de las urnas, no de las calles", sentenció.
Igual de concretas fueron sus exigencias para con los candidatos derrotados: "los estoy instando a terminar con los disturbios, si no serán responsables de sus consecuencias, y de las consecuencias de cualquier caos ". Sin embargo, concedió que cualquier duda sobre los resultados debe ser examinada a través de los canales legales.
INTERVENCIÓN. Pero dentro de su sermón, el ayatolá aseguró que algunas potencias extranjeras comenzaron a interferir en los asuntos de Estado de Irán cuestionando el resultado de la votación. "Ellos no conocen a la nación iraní. Condenó firmemente ese tipo de interferencia", dijo.
Pero sus declaraciones llegaron aun más lejos cuando atacó a Gran Bretaña. "Los diplomáticos de varios países occidentales que nos hablaban hasta ahora con un lenguaje diplomático mostraron su verdadero rostro, en primer lugar el gobierno británico", dijo Jamenei ante una muchedumbre que gritaba: "Abajo Gran Bretaña".
Ante esto, Mark Lyall Grant, director político en la Oficina de Relaciones Exteriores británica, se entrevistará hoy con Rasoul Movahedian, el enviado de Teherán a Londres, para manifestarle su molestia por las expresiones del ayatolá Khamenei.

Más en