Jueves 17 de enero del 2019 |

Síguenos:

Domingo 18 de marzo del 2012 | 08:40

Pancholón odia el Facebook

El Chato Matta coincide que “La casa es sagrada y se respeta”.

El Chato Matta llegó al restaurante por sus espaguetis a la huancaína con un bisté que tanto le gusta. “María, recibí un mensaje de texto urgente de Pancholón. ‘Chatito, baja volando donde el tío Felipe. Hoy abrirá exclusivamente para nosotros, porque hay mucho ‘zapato roto’ que baja solo para enterarse de las movidas y ‘llevarle y traerle’ las últimas a la loca Ana, esa obsesiva que me siguió hasta mi casa para hacerme un escándalo. Así no es, el varón pierde la memoria y debe morir en su ley. Los largadores son lacras.

Te espero con un exclusivo ron Cartavio XO. Clic’. Llegué y Pancholón ya estaba movido. ‘Chato, odio las redes sociales. Facebook, Twitter, Linkedin y todas esas huev… Ahora que se ha puesto de moda colgar videítos íntimos caseros en ese portal canallesco y libidinoso ‘Cholotube’ o en el ‘YouTube’, debo decir, sin falsa modestia, que yo fui el pionero en filmar los encuentros íntimos con mis mujeres.

Ninguna trampita que pasó por mi cama se salvó de esa camarita japonesa que compré en 3 mil dólares, en la época que viajaba a cada rato a Miami como si fuera a Chosica. Eso sí, solo se los mostraba a mis amigos íntimos. Ellos se ganaban porque varias de ellas estaban espectaculares, pero, eso sí, con mis ‘firmes’ nunca lo hice. La casa es sagrada y se respeta.

Pero con las canallas me alucinaba que era una estrella del cine porno. Analizaba mis movimientos para perfeccionarlos y también estudiaba los gritos y gemidos de las chicas. Varias veces descubrí que fingían. Cuando veía en la cámara escondida, sorprendía a una que en mi cara aullaba de placer, pero cuando me iba al baño, hacía muecas, como diciendo, ‘¡a qué hora termina este gordo!’ Pero ese malsano jueguito fue mi perdición.

Una fulera aprovechó que me quedé dormido en el cuarto, y se llevó la cinta. Yo le conté a todos que había terminado con mi señora, porque una trampa me jugó sucio y fue a mi casa para contarle todo, pero la verdad es que mi matrimonio empezó a destruirse cuando esa mala mujer le mandó la copia del video a mi esposa. Desde esa noche, me botó del cuarto y me hizo la cruz. Chato, nunca se te ocurra que te tomen fotos ni filmen en la intimidad, hasta la más monguita saca las garras y no solo te pide que sigas con ella, sino que hoy se están asociando con ‘apretones’. Te piden billete y hasta cobran cupos como Los Noles.

Hace unas semanas me reencontré con Chotillo, el famoso cirujano que para todo el día subiendo y bajando fotos del Facebook. Ahora está vetado, porque colgó algunas fotos de nuestra fiesta romana. Estaba con dos ricuras encima mío. Otra haciendo mi famoso salto del chanchito.

Otra cuando me quedé dormido y estaba todo chupeteado. No sé cómo llegaron al Facebook de mi ‘flaca’ y perdí. Un puñete me levantó de la cama. Ahora me quieren llevar a un terapista que cura la infidelidad a los tramposos. La primera receta del médico es nada de sexo durante los primeros tres meses. Nooooo, me muero. Hasta me quieren hacer la vasectomía”. Pucha, esos amigos del Chato son unos sinvergüenzas. Me voy, cuídense.